Cómo la teleasistencia avanzada ayuda a vivir de forma independiente por más tiempo

 

teleasistencia_avanzada_ayuda-sensovida2

Nuestros mayores quieren vivir en su casa, aunque sea solos.

Y es que cada vez vivimos más años, pero nuestra calidad de vida no aumenta; así pues, necesitamos reinventar la forma en que aseguramos la salud y el cuidado de las personas mayores, y debemos hacerlo de una forma sostenible económicamente, no todo el mundo puede pagar 1500-2500€ que cuesta una residencia o un cuidador a tiempo completo.

Teleasistencia tradicional y teleasistencia avanzada

La teleasistencia tradicional, con un botón para llevar en la muñeca o cuello,  es un sistema muy útil y extendido de seguridad activa, esto es, que requiere de la acción del usuario (pulsar un botón) para funcionar.

La teleasistencia avanzada añade a este sistema componentes de seguridad pasiva, que son capaces de detectar posibles situaciones de riesgo de forma automática, y avisar a un cuidador remoto o familiar, incluso aunque la persona mayor o con discapacidad haya actuado.

Un ejemplo de sistema de seguridad activa y pasiva puede verse en la siguiente imagen:

Plano teleasistencia avanzada

 

Sensores Sensovida

Colgante emisor: Se trata de un simple y ligero colgante (o reloj) que además de llevar un pulsador en caso de emergencia, emite la posición del usuario en todo momento. Además, también es capaz de medir la actividad. El colgante de Sensovida, a diferencia del resto, no es estigmatizante, e incluso se puede personalizar con una foto a la elección del propio usuario (por ejemplo, una foto de su nieto).

Receptores: Se encargan de recibir las señales del colgante emisor, y ayudan a posicionarlo dentro de casa.  Gracias a esta información en tiempo real, podemos conocer si se está moviendo entre habitaciones (lo cual indicaría que está bien), o también, si ha entrado al baño y hace más de 45 minutos que no sale. Los sistemas modernos de teleasistencia como el que ofrece Sensovida, son capaces de aprender de los patrones de comportamiento “normales” y detectar por lo tanto situaciones sospechosas de constituir un riesgo.

Sensor de nevera: Podemos hacernos una idea de sus patrones de comida; esto es útil también para personas con Alzheimer, que pueden olvidar una comida.sensor de llavero

Sensores de gas/humo: Detectan posibles incendios avisando con los primeros indicios de humo, y también pueden incluir sensores de CO, para viviendas con sistemas antiguos de calefacción.

Sensor en llavero: Un pequeño sensor en el llavero nos permite conocer si está o no está en casa, muy útil no sólo por temas de seguridad, sino de seguimiento de hábitos de actividad.

 

Ventajas para los mayores

• Son capaces de alargar su independencia.
• Sentimiento de seguridad en casa aumentado.
• Dejan de sentirse como una carga para sus familias
• El ahorro, frente a un cuidador 24h o una residencia es muy grande.

 

Ventajas para los familiares

• Tranquilidad de tener a sus seres queridos asegurados
• Provee evidencias reales sobre las cuales discutir posibles necesidades asistenciales del usuario, con el propio usuario y su médico de cabecera.
• El impacto económico; podemos sustituir, por ejemplo, un cuidador 24h por uno a media jornada, complementándolo con teleasistencia avanzada, por mucho menos dinero.

 

Sensovida, reinventando la teleasistencia tradicional de seguridad activa, y adoptando el modelo de seguridad pasiva, ofrece la alternativa inteligente que, mediante el uso de todos los sensores arriba mencionados, recoge información acerca de la rutina diaria de las personas mayores, la procesa, aprende sus rutinas de comportamiento y detecta, en base a ellas, cualquier anomalía.

 

2017-09-13T14:05:52+00:00 agosto 14th, 2014|Teleasistencia|Sin comentarios