Caso de éxito: Teleasistencia avanzada y viviendas tuteladas.

viviendas tuteladas

Con 8 comunidades de viviendas tuteladas y en total de 800 inquilinos, la Lutheran Home Association ofrece servicios de cuidados especializados para personas mayores que quieren mantener su independencia y necesitan ese extra de ayuda.

En este post anterior, ‘Viviendas tuteladas, equilibrio entre residencias y vivienda propia’, ya dábamos un repaso a las ventajas de las viviendas tuteladas.

Los sistemas de Teleasistencia avanzada por medio de monitorización ambiental son capaces de cuidar de los residentes las 24 horas, los 365 días del año; se encargan de avisar en caso de emergencia, e incluso se adelantan a muchas complicaciones antes de que estas se conviertan en un problema mayor.

Hemos hablado de las ventajas de estos sistemas en anteriores entradas, incluso para personas con principios de demencia.

Veamos ya este caso de éxito en voz de sus protagonistas:

“Empezamos a utilizar los sistemas de teleasistencia avanzada y monitorización in 2008, descubriendo un sistema, eNeighbor, que aumentaba la calidad del servicio, disminuía los costes, y nos ayudaba a generar nuevos ingresos. Hemos notado la diferencia en varios aspectos.

El programa dirige la atención de los cuidados allí donde se necesitan más. Trabajamos para ofrecer el mismo nivel de servicios a todos los residentes, aún así siempre existe un porcentaje de población cuyas necesidades son cambiantes. El sistema puede ayudar a predecir estas necesidades. Esto es sumamente importante desde el punto de vista de retorno de la inversión: ¿Cómo podemos mantener a las personas viviendo de forma independiente por más tiempo y así disminuir las bajas en nuestro servicio? Fue un momento de descubrimiento para el equipo.

El sistema ha permitido que los residentes de las viviendas aumenten su tiempo de estancia, y nuestras bajas del servicio han caído de forma significativa. Hoy, nuestro índice de cancelaciones es del 16%, comparado con un 27% hace un año. Considerando una media del 30-40% en el sector, no nos podemos quejar!

Además, sabemos que gracias a la monitorización remota podemos disminuir asimismo los gastos de personal y su rotación, ya que como hemos señalado, dirigimos los recursos de una forma mucho más eficaz, actuando donde nos necesitan.

Una historia se me grabó en la retina: Teníamos una señora en una vivienda tutelada con una complicación cardiaca y demencia en estado inicial; además, sufría de diabetes. La familia estaba abrumada, tratando de decidir si debían trasladarla a otro nivel de cuidados (residencia).

Añadimos la monitorización y algunos servicios extra de cuidado a la señora. De esta manera fuimos capaces de sostener su situación de independencia otros 21 meses adicionales. Se trata de una ganancia doble: por un lado, la señora disfruta de su independencia casi dos años, por el otro, el ahorro para la familia entera de más de 5000€ al año.”–Michael Klatt, Presidente de la Lutheran Home Association.

El testimonio nos enseña el impacto de un sistema de teleasistencia avanzada y monitorización remota en el negocio de los cuidados profesionales -viviendas tuteladas- y más importantes, un paso adelante a la hora de mantener la dignidad de las personas y su deseo de permanecer en su casa el mayor tiempo posible.

2017-09-12T09:56:39+00:00 marzo 29th, 2015|Teleasistencia|2 Comentarios