Navidad en familia

madre e hija

En estas fechas, como es habitual, nos juntamos toda la familia.
¡Por fin ha llegado la navidad! Es hora de ver a los familiares y amigos, a los que están fuera, a los que están cerca, a los que queremos.
De hecho, cuando nos preguntamos qué es lo que más valoramos de la navidad, siempre respondemos “estar con la familia, todos juntos“. La Navidad es la fiesta anual de la familia por excelencia, se reúnen varias generaciones de una misma familia: abuelos, padres, hijos, nietos… Aunque son los niños los que generan toda la expectación con la ilusión de los regalos de Papá Noël y los Reyes Magos, no podemos pasar por alto al resto de la familia.
Los niños han crecido, los hermanos tienen nuevas aventuras que contar, y los padres y abuelos… cada día están más mayores.

Nos preocupamos porque vemos a nuestros padres mayores, ya no son tan ágiles como antes y hay algunas cosas que ya no pueden hacer, y nos genera rabia e impotencia la situación. Empezamos a plantearnos si habrá soluciones médicas, si habrá soluciones terapéuticas, y cómo lo vamos a sobrellevar a lo largo del tiempo ya que la situación quizás no vaya a mejorar.

Asumir que el tiempo pasa y nos volvemos más mayores puede resultar muy complicado, aún es más el aceptar que nuestros padres ya no son los adultos vitales que hemos conocido, y poco a poco va cambiando la realidad, una realidad que nos genera impotencia y rechazo, es inevitable sentir rabia al ver cómo la confusión propia de la edad ha llegado a nuestros familiares.

Y en esta etapa es en la que tenemos que devolver todo el cariño que nos han dado a lo largo de los años. Devolver el amor y paciencia, siempre con el respeto que se merecen.
Por eso estos días son para celebrar, para disfrutar de la familia y amigos, brindar todos juntos y con un poquito de suerte celebrar que nos ha tocado un pequeño pellizco de la lotería de navidad, que la ilusión nunca se pierda y que las situaciones si tienen que cambiar, cambien a mejor.

2017-09-14T11:34:44+00:00 diciembre 23rd, 2016|Sin categoría|Sin comentarios