El botón de teleasistencia es un dispositivo en forma de colgante o pulsera que se utiliza desde hace más de 20 años para que las personas mayores puedan avisar en caso de emergencia, tan sólo pulsando un botón.

Si bien los usuarios del servicio deben llevarlo en todo momento, se estima que entre el 30 y el 40% del tiempo el colgante no se lleva puesto, con el consiguiente riesgo de sufrir un problema y no poder avisar.

¿Por qué se lo quitan?
Existen dos razones fundamentales:

  • Incomodidad: aunque muchos están diseñados como un simple reloj, hay personas que se lo quitan para dormir o a lo largo del día. Cuando están durmiendo es un doble riesgo, debido a que por la noche suele ser frecuente levantarse y es en ese momento de falta de orientación y luz es cuando el riesgo de caída es elevado.
  • Estigma: El diseño de los botones (blanco hospital con un botón rojo en el centro) siempre ha dejado claro cuál es el cometido del botón de teleasistencia; Los usuarios (un 75% mujeres) prefieren quitárselo para bajar a comprar, ir a misa, etc… con el consiguiente riesgo de olvidar ponérselo cada día, cada vez que llegan a casa.

boton rojo teleasitencia

Es la segunda razón, el estigma, la que nos ocupa el post de hoy.

No perdamos de vista una cosa: las personas mayores siguen teniendo relaciones sociales y por lo tanto les gusta cuidar la imagen que proyectan en los demás, más si tenemos en cuenta que el 75% de los usuarios son mujeres.
Así pues, erróneamente, creemos que los usuarios de teleasistencia llevan estos colgantes sin problema porque les da igual, porque son mayores, qué más da… cuando la razón es otra: Las personas mayores son sabias, y ponen su seguridad por encima de otros aspectos menos importantes como son el estilo y la percepción social que los demás tienen de ellos.

Y lo hacen porque no tienen elección.

Hasta ahora; empresas de todo el mundo están empezando a ponerse en los zapatos de nuestros mayores tratando de entender cuáles son sus necesidades. Algunas muestras:

weareable-movil

Algunas soluciones como Wearsafe, Phillips, y Carepredict (en las fotos), incluyen diseños adaptados a las necesidades de nuestros mayores.

De la misma manera, en Sensovida hemos incluido diseños más frescos, e incluso ofrecemos la posibilidad de elegir color, correa:

wearable-sensovida-pulsera-avisador-teleasistencia

El diseño del dispositivo de Sensovida tiene más importancia si cabe puesto que funciona también fuera de casa: esto es, ofrece la función de teleasistencia móvil. Así pues un diseño que no rompa con el estilo de la persona encaja cuando este dispositivo lo vamos a llevar en nuestra vida social diaria, a comprar, de paseo, en la iglesia, o jugando a las cartas.

Como dice Jane Fonda en esta famosa charla TED: uno no cambia con 80 años, nuestro cuerpo cambia, pero nosotros no cambiamos…